NUEVAS TECNOLOGÍAS en la infancia: ¿de verdad son tan negativas?

servicios educativos publicitarios
¿De verdad son tan negativas las nuevas tecnologías para la infancia?

¡Muy buenas, grupo! ¿Cómo lo estáis llevando? ¡Espero que de la mejor forma posible! Hoy me gustaría hablar con vosotros sobre el papel que juegan las nuevas tecnologías en la infancia. ¿Vosotros creéis que son unas herramientas negativas para los niños o que se pueden sacar algo positivas de ellas? ¡Voy a tratar de dar mi opinión al respecto! ¿Me acompañáis? ¡Vamos a ello!

¿Sabéis que hay padres y madres que se sienten fatal por dejar a sus hijos jugar una hora a la tablet o dos horas los fines de semana a la videoconsola? Hace unos días, me escribía una conocida lamentándose. Comentaba que en la cuarentena, su hijo de siete años había utilizado las nuevas tecnologías más que de costumbre y estaba convencida de que era una mala madre por eso.

Me pregunto lo siguiente: ¿hasta dónde llega los prejuicios y el estigma de las nuevas tecnologías en la infancia para que una persona se sienta mala madre por permitir a su hijo (en un contexto excepcional como el que estamos viviendo) utilizar media hora más la tablet o la videoconsola? ¿No deberíamos respetar un poquito más las decisiones de todas las familias y no meternos tanto en sus vidas?

Pero, ¿las nuevas tecnologías pueden tener alguna repercusión positiva si se utilizan bien y se encuentra el equilibrio adecuado? ¡Pues claro que sí! Y os lo cuento ahora mismo.

Las nuevas tecnologías no favorecen el aislamiento

Muchas personas están convencidas de que las tablets, los ordenadores, los móviles o las videoconsolas provocan aislamiento en la infancia, y no tiene por qué ser así. A día de hoy hay un montón de aplicaciones y juegos educativos que se pueden jugar en familia o con amigos y pasar un rato divertido y ameno. Obviamente, hay que buscar las aplicaciones y videojuegos adecuados. ¡Os recomiendo Wizard101!

Contenido educativo útil al alcance de la mano

Los niños son curiosos por naturaleza. Se hacen preguntas (muchas de ellas increíblemente interesantes) y quieren saber las respuesta. ¿Qué pasa si los padres no la saben? Con las nuevas tecnologías pueden encontrar la respuesta en apenas unos minutos. De esta manera, también se está favoreciendo la iniciativa y el aprendizaje de manera significativa siendo los peques los protagonistas de este proceso.

Aplicaciones y juegos para fomentar distintas habilidades

¿Qué problema hay en que un niño mejore su escritura mediante una aplicación de tablet? No todos los niños tienen que aprender a escribir con los típicos y antiguos cuadernos de papel. Quizás mucha gente no sepa que hay un montón de aplicaciones en dispositivos móviles diseñadas para fomentar las habilidades matemáticas, la ortografía, la cultura, la expresión oral, los idiomas… ¿por qué no aprovechar todos estos recursos para el aprendizaje?

Toma de decisiones, creatividad y resolución de conflictos

Muchos videojuegos y aplicaciones favorecen la toma de decisiones, la creatividad y la resolución de conflictos. También fomentan la observación, el análisis, la concentración y la atención. ¿Acaso estos conceptos no son importantes dentro de la educación y para el futuro de los peques? Incluso hay recursos digitales para favorecer la educación emocional, la autoestima y la educación en valores.

Como veis simplemente se trata de investigar y de encontrar las aplicaciones y los juegos correctos para sacarle un partido positivo a las nuevas tecnologías en la infancia. Eso sí, que os cuente aspectos buenos de ellas, no significa que no haya que tener cuidado ni hacer un uso excesivo. Por ejemplo:

  • No vale utilizar las nuevas tecnologías como herramienta para el entretenimiento fácil: como en la TV, en los dispositivos móviles también hay contenido vacío e inútil para los niños. No pasa nada porque los peques vean un capítulo de su serie preferida al día, pero eso no tiene que sustituir al tiempo de calidad en familia.
  • Nuevas tecnologías frente a comportamientos negativos y positivos: hay bastantes familias que utilizan las tablets o las videoconsolas para castigar o premiar a sus hijos porque saben que son sus recursos preferidos. Quizás este tipo de situaciones fomenten la irritabilidad y la dependencia hacia las nuevas tecnologías.
  • Los dispositivos móviles no pueden reemplazar a la comunicación familiar: el diálogo familiar debería ser uno de los aspectos más importantes en la convivencia. En bastantes ocasiones, el uso excesivo de las nuevas tecnologías por parte de todos (no solo de los niños) impide que las familias conecten emocionalmente.
  • No hay que olvidar de favorecer un ritmo de vida activo y saludable: que los niños jueguen una hora o dos a las tablets o videocononsolas no significa que estén todo el fin de semana tumbados en el sofá sin moverse ni activarse.
  • Por último, me gustaría que se practicase con el ejemplo: hay padres y madres que se quejan de que sus hijos están “enganchados” a la tablet cuando ellos son los primeros que no pueden vivir dos minutos sin mirar las pantallas de sus móviles. ¡Un poquito de coherencia, por favor!

En fin, ¿qué os parece el post de hoy? ¿Vosotros creéis que las nuevas tecnologías en la infancia son negativas o que se puede encontrar un equilibrio correcto y adecuado?

Imagen Freepik

15 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like