Pedagogía Waldorf: ¿en qué consiste y cuáles son sus beneficios?

Pedagogía Waldorf características
¡Hola! ¿Conocéis la Pedagogía Waldorf? En la entrada de hoy hablamos de ella. ¡Espero que os sirva!

¡Hola, grupo! ¿Cómo lo estáis llevando? ¡Espero que genial! ¿Habéis oído hablar de la Pedagogía Waldorf? En la entrada de hoy os voy a intentar explicar de manera sencilla en qué consiste esta pedagogía tan querida por unos y “odiada” por otros. ¿Os animáis a seguir leyendo? ¡Vamos a ello!

Breve historia de la Pedagogía Waldorf

La Pedagogía Waldorf nace en Alemania en 1919, poco después de la Primera Guerra Mundial entre cambios políticos y sociales. Rudolf Steiner (1961-1925), doctor en Filosofía y Letras, profesor de la Universidad de Berlín e investigador científico, recibió el encargo del industrial Emil Molt de organizar y dirigir una escuela libre en Stuttgart para los hijos de los trabajadores de su fábrica.

Rudolf Steiner aceptó el recto de Emil Molt creando la primera escuela con la Pedagogía Waldorf y formando a los maestros en ella. La escuela estaba destinada a ser un lugar social libre donde la familia de los niños pudiesen colaborar y participar en las rutinas diarias. En 1931, el Régimen Nacional Socialista Alemán cerró todas las escuelas, sin embargo, en 1945 esta pedagogía se reinició dando lugar a numerosos centros por todo el mundo.

Las etapas que propone la Pedagogía Waldorf

Primera infancia

Hasta la edad de siete años, la educación está enfocada en el juego, en el descubrimiento y en las experiencias activas. Los adultos crean un ambiente respetuoso y acogedor para que los niños vayan conociendo su entorno y desarrollando sus habilidades motoras. Además, desde la primera infancia se da mucha importancia a la educación artística y a la educación musical.

Edad escolar

Esta etapa va desde los siete años hasta los catorce. ¿Y qué es lo más importante en estas edades? Fomentar y favorecer la imaginación de los estudiantes. La Pedagogía Waldorf expone que la imaginación es fundamental para que los alumnos desarrollen su inteligencia y sean capaces de tomar decisiones en el día a día dentro y fuera de la escuela.

Adolescencia y juventud

Esta etapa se extiende entre los catorce y los veintiún años, y la Pedagogía Waldorf ve muy importante favorecer el espíritu crítico, la creatividad y la iniciativa de los alumnos. Los estudiantes amplían su conocimiento con materias que les ayudan a entender mejor el entorno en el que viven y su realidad. De esta manera, los alumnos son los protagonistas de su propio aprendizaje y tienen libertad para desarrollar todo su potencial.

¿Cuáles son los beneficios de esta pedagogía?

  • La Pedagogía Waldorf da muchísima importancia a la educación artística y musical. Estas dos áreas favorecen muchísimo la creatividad, la imaginación, la atención y la concentración. Además, ayuda a los estudiantes a estar relajados y tranquilos.
  • El ambiente de las escuelas infantiles pretende ser continuo a del hogar. Es decir, los educadores y maestros preparan el aula para que sea un lugar acogedor, libre de estrés y adecuado para descubrir el entorno y vivir nuevas experiencias.
  • Los adultos respetan el ritmo de los alumnos en todo momento. Por lo tanto, no se da un aprendizaje forzado ni obligado.
  • La Pedagogía Waldorf cree que el juego es fundamental para el aprendizaje y el desarrollo de la inteligencia de los alumnos.
  • Se centra en el interés, la curiosidad y motivación de los estudiantes. Es decir, esta pedagogía da la oportunidad a los alumnos de elegir libremente sus aprendizajes y experiencias. De esta manera, se está favoreciendo la autonomía y la iniciativa.
  • La familia  de los alumnos puede participar cuando quiera en las rutinas y actividades del centro, así el ambiente se vuelve más acogedor y enriquecedor.

Querida por unos, y “odiada” por otros

Hay profesionales de la educación que dicen que la Pedagogía Waldorf es demasiado permisiva, y que no acerca a los alumnos a la realidad. De esta manera, exponen que los estudiantes no serán capaces de enfrentarse al mundo, de resolver problemas, superar obstáculos y tolerar la frustración cuando fracasen. Además, creen que no se da importancia a las disciplinas académicas, y que eso podría dificultar el futuro de los alumnos.

¿Qué pensáis vosotros de la Pedagogía Waldorf? ¿Habéis tenido la oportunidad de estar en algún centro? Ya sabéis, siempre podéis dejar vuestra opinión en los comentarios y en las redes sociales. Y por supuesto, si queréis aprender más sobre esta pedagogía, podéis leer este libro. 

¡Espero que el post de hoy os haya resultado útil e interesante, nos leemos en el próximo!

Imagen Freepik

7 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like