¡Hola, grupo! ¿Cómo lo estáis llevando? ¡Espero que genial! 🙂 En el post de hoy os voy a hablar 5 mitos totalmente falsos que llevo escuchando sobre los educadores infantiles e intentaré desmentirlos, y dejar claro la auténtica realidad de estos maravillosos profesionales. Si os dedicáis a la educación infantil seguro que vosotros habéis escuchado alguna frase famosa que pretende infravalorar vuestro trabajo.

1. Los educadores infantiles no estudian nada para trabajar

Mucha gente cree que los educadores infantiles son los niñeros que cuidan a peques los fines de semana o cuando ellos no están en casa. Los educadores infantiles son profesionales que han tenido que estudiar mínimo dos años para poder desempeñar correctamente su trabajo, y por supuesto, la mayoría de ellos tienen mucha formación complementaria al ciclo formativo. Así que NADA  de niñeros, ni canguros, por favor.

2. Estos profesionales no solo se dedican a cantar y pintar

¡Por supuesto que estos profesionales pintan, cantan y bailan con los peques! ¿Acaso la gente no sabe lo importante que es la educación artística, la educación musical y el movimiento?. Pero obviamente, no es lo único que hacen. Los educadores infantiles no se pasan todo el día tirados en el suelo pintando murales con los niños. Su esfuerzo y dedicación diaria es máxima para que reciban este comentario tan negativo y  cruel.

3. Los educadores infantiles viven como auténticos dioses

Hay muchísimas personas que piensan que los educadores infantiles no hacen gran cosa en su jornada de trabajo, que viven como dioses y que tienen muchísimas vacaciones para lo que trabajan. Esto es falso, por supuesto. Estos profesionales no viven como dioses y son muchísimas las dificultades a las que se enfrentan cada día. ¿O es que todo el mundo tiene la vocación y la pasión de trabajar con niños en tiempos de COVID-19?

4. Ganan muchísimo dinero, pero… ¡muchísimo!

A ver si dejamos esto claro. El salario mínimo de los educadores infantiles según convenio es menos de 1000 euros. Es decir, la mayoría de los profesionales que trabajan en escuelas infantiles privadas ganan ese sueldo al mes (y en algunas ocasiones hasta menos). ¿De verdad hay gente que piensa que ganar menos de 1000 euros es muchísimo dinero para la responsabilidad diaria que tienen los educadores infantiles? De verdad, es que no doy crédito.

5. Solo limpian culetes, mocos y ayudan a dormir la siesta

Digo exactamente lo mismo que antes, sí, los educadores infantiles limpian mocos y culetes porque una de sus funciones principales es la higiene y bienestar de los peques. Pero ni de lejos es lo único que hacen durante del día. De verdad, las escuelas infantiles deberían abrir sus puertas para que la gente que se dedica a criticar a este colectivo vieran su realidad. Quizás haya alguna persona que se anime a estar en un aula una horita (nótese la ironía).

6. Y… ¡cualquier persona puede trabajar como educador infantil!

¡Este es uno de mis mitos sobre educadores infantiles preferido! Siempre que escucho esta frase me río. Vamos a ver, cualquiera no puede ser médico, ni mecánico, ni peluquero, ni escritor. Pues exactamente igual pasa con los educadores infantiles. Cualquiera no tiene la vocación, la dedicación, ni la pasión de trabajar con los peques y sus familias. Porque… estos profesionales no solo trabajan con los niños, sino que también apoyan y ayudan a las familias que lo necesitan. ¡A ver si queda clarito!

¿Qué os ha parecido el post de hoy? ¿Creéis que algún día la educación infantil será más valorada , respetada y reconocida por la sociedad? ¡Esperemos que sí y que no sea demasiado tarde!

POST RECOMENDADO: Trabajar en escuelas infantiles: ¿qué habilidades hacen falta?

1 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like