¡Muy buenas, grupo! ¿Cómo lo estáis llevando? ¡Espero que genial! A día de hoy, por desgracia, sigo escuchando que la educación infantil (en concreto el primer ciclo) es solo una etapa asistencial que pasa sin pena ni gloria por nuestro sistema educativo. Desde mi perspectiva, las personas que dicen y sin saber en qué situación se encuentra la etapa, se equivocan totalmente. ¿Os animáis a leer mi justificación?

La sombra del concepto aparcaniños sigue presente

Estamos en 2022, con un montón de artículos, libros y hechos que nos hablan de la importancia de la educación infantil. Sin embargo, todavía hay quien piensa que las escuelas infantiles son simplemente aparcaniños donde las familias dejan a los peques a pasar el rato mientras ellos trabajan o hacen sus tareas diarias. Sobra decir que las escuelas infantiles NO son aparcaniños.

Las escuelas infantiles son centros donde los peques se desarrollan de manera íntegra cada día, y dentro de las escuelas infantiles hay profesionales perfectamente cualificados para dicha tarea. Los educadores infantiles no son canguros que únicamente cuidan a los niños. Su labor es infinitamente mayor, más complicada y requiere de muchísimo esfuerzo constante.

La educación infantil no solo asiste a las familias

Como decía antes, los educadores infantiles no son asistentes de las familias. Eso NO significa que los no colaboren con las familias, que no se preocupen por la higiene, la alimentación y los hábitos de los niños. Significa que en su día a día hacen muchísimo más que cambiar pañales, dar de comer, quitar mocos y mecer a los peques para que duerman la siesta.

Confirmar de una manera tan segura y nada respetuosa que la educación infantil es simplemente una etapa asistencia, es cuánto menos un comentario injusto y que no se adapta PARA NADA a la realidad de los educadores infantiles. Ojalá toda la gente que suelta este tipo de cosas pudiera estar solo media hora en un aula de cualquier escuela infantil para saber cuál es la auténtica situación.

La educación infantil no es obligatoria, pero sí importa

No es (ni de lejos) una etapa que debería pasar sin pena ni gloria por nuestro sistema educativo. Expertos en educación, maestros de primaria, profes de secundaria y de instituto afirman que es una de las etapas más importante del sistema educativo, pero… al parecer todavía hay personas que no se creen estas palabras tan (TAN, TAN) sabias expuestas por los compañeros de primaria y secundaria.

No, no es obligatoria, pero eso NO significa que hay que considerar a las escuelas infantiles centros puramente asistenciales para el interés de las familias. No, no es obligatoria, pero eso NO significa que no sea importante para el desarrollo de los peques. Y no, no es obligatoria, pero eso NO significa que los educadores infantiles no se esfuercen cada día en dar su mejor versión a los niños y a las familias.

La responsabilidad (infravalorada) de las escuelas infantiles

La mayoría de la gente no sabe (aunque eso no les impide callarse en algunos momentos) la responsabilidad que tienen las escuelas infantiles ni los educadores infantiles. Estamos hablando de que los peques se quedan en los centros alrededor de cuatro horas (algunos niños más), y los educadores infantiles son los responsables de su bienestar y seguridad general. ¡Hablamos de niños de cero, uno, dos y tres años!

La carga, presión y estrés que muchos educadores infantiles tienen que soportar es increíblemente elevada para que tengan que escuchar que solo bailan y pintan. Por no hablar de que hay familias (nos guste o no) de que dejan toda la responsabilidad de la educación de sus hijos a estos profesionales. Todavía se siguen escuchando comentarios del tipo… consigue que coma verdura, porque conmigo es imposible o haz que se porte bien, por favor, porque menudo fin de semana que nos ha dado en casa…

Uno de los objetivos de los educadores infantiles es apoyar a las familias de los peques, por supuesto. Pero apoyar no quiere decir ser los únicos con perspectivas educativas hacia los niños. Obviamente, familia y educadores infantiles tienen que trabajar en equipo, no dejar el mayor peso en una parte. La educación infantil es una etapa preciosa, llena de vida, momentos increíbles y muchísimo aprendizaje. Por favor, dejad de humillarla de una vez.

¡Y hasta aquí el post de hoy, grupo! A ver, ¿qué os ha parecido? ¿Vosotros también habéis escuchado eso de que la educación infantiles es simplemente una etapa asistencial? ¡Os leo en los comentarios! Y por supuesto… ¡hasta el próximo post!

RECOMENDACIÓN EXTRA: si sois educadores/maestros de infantil y necesitáis asesoramiento personal, profesional o de formación, no dudéis en escribirme un correo a [email protected] ¡Estaré encantada de trabajar con vosotros!

POST RECOMENDADO: el tránsito de primaria a secundaria: ¿por qué es importante?

2 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like