10 CARACTERÍSTICAS GENIALES de los educadores infantiles de corazón

características de los educadores infantiles
¿Cómo son los educadores infantiles de corazón? ¡Ojalá pudiera decirlo todo en un post!

¡Hola, grupo! ¿Cómo lo estáis llevando? ¡Espero que genial! En el post de hoy vamos a hablar de… ¡10 características geniales de los educadores infantiles de corazón! ¿Os animáis a leer esta entrada buenrollista y motivadora entera? ¡Vamos a ello!

1. Son entusiastas por naturaleza

No sé vosotros, pero todos los educadores infantiles que conozco yo son ENTUSIASTAS por naturaleza. Siempre tienen ese brillo especial en los ojos cuando están pensando en una actividad nueva para hacer con los peques, o cuando se les ha ocurrido una obra de teatro genial para hacer. Absolutamente todo les hace ilusión y ponen su mayor esfuerzo en todo lo que hacen.

2. Son responsables con su trabajo

Los educadores infantiles se toman muy en serio ser los responsables del bienestar íntegro de los peques durante lo jornada escolar. Ellos saben perfectamente lo que implica su trabajo y siempre dan la mejor versión de sí mismos. Por eso las familias están tranquilas mientras los niños permanecen en la escuela infantil. Saben que están protegidos, cuidados y cómodos en el aula. ¡Y eso es genial!

3. Disfrutan siendo creativos en el aula

¿Conocéis a algún educador infantil que no disfrute siendo creativo en el aula con los peques? Yo no. La creatividad y la imaginación son conceptos muy importantes dentro de la educación infantil y favorecerlos en clase es fundamental. De esta manera, los educadores infantiles se lo pasan genial dibujando, pintando, haciendo murales, inventándose una canción, un  cuento o una obra de teatro…

4. Se implican muchísimo con la educación infantil

A todos los educadores infantiles de corazón les importa la etapa y se esfuerzan porque el día a día de los peques sean maravillosos. Son conscientes de que su profesión es una de las más importantes (aunque mucha gente no quiera reconocerlo) y que trabajan con personitas vulnerables, y por eso quieren que la educación infantil esté en las primeras líneas de nuestro sistema educativo.

5. Nunca se cansan de aprender cosas nuevas

Los educadores infantiles siempre están dispuestos a aprender cosas nuevas relacionadas con su profesión: nuevas pedagogías, educación emocional, educación en valores, inteligencias múltiples… La mayoría de formaciones que merecen la pena no son precisamente baratas, pero siempre hay plataformas que ofrecen becas, descuentos u ofertas especiales para docentes. Podéis visitar en este enlace el apartado de cursos para educadores infantiles.

6. Son personas altamente empáticas

Otra de las características más comunes en los educadores infantiles es la empatía. Son capaces de ponerse en lugar de los peques desde el principio para poder apoyarlos, calmarlos y ayudarlos en todo lo que necesiten. Pero no solo son empáticos con los niños, también con las familias. Ellos utilizan la escucha activa, no juzgan en ningún momento y siempre están dispuestos a echar una mano.

7. Siempre llevan una sonrisa por bandera

Da igual la difícil situación por la que estén pasando, cuando los educadores infantiles ven entrar a los peques por la puerta siempre aparece una sonrisa enorme en sus rostros. Aunque no estén pasando por un buen momento, ellos siempre van a sonreír a los peques y a sus familias. Siempre se van a esforzar porque el aula sea un escenario de experiencias nuevas y diversión para los niños.

8. Se preocupan de verdad por todos sus niños

Cuando un niño se enferma en el aula, los educadores infantiles harán todo lo posible para que se sienta cómodo, a gusto y tranquilo hasta que su familia vaya a recogerlo a la escuela. Sé de educadores infantiles que incluso han llamado a las familias después para preguntar cómo estaba el peque. Su preocupación es 100% real, y siempre darán muchísima importancia a la salud de los niños.

9. Son buenas personas y mejores compañeros

Siempre he creído que para ser docente (da igual en que etapa) tienes que ser primero buena persona. Todos los educadores infantiles de corazón lo son. Siempre están dispuestos a ayudar a sus compañeros, a apoyarlos, a motivarlos o a escucharlos. Ni se les pasa por la cabeza crear malos rollos, ofender a nadie ni ir poniendo la zancadilla a los demás educadores infantiles.

10. Siempre defienden su profesión donde haga falta

Sí, los educadores infantiles son personas respetuosas, tolerantes y comprensivas, pero eso no significa que se callen ante las injusticias que se dan con su profesión. No les importa ir a manifestaciones para pedir un convenio adaptado y un salario digno a todas sus responsabilidades. No les da miedo decir en voz alta que su trabajo debería estar más valorado y más reconocido. ¡Son luchadores al máximo!

¡Y hasta aquí el post de hoy! ¿Qué os ha parecido? Ojalá pudiera poner en un post todas las cosas que tienen los educadores infantiles. Son seres de luz que siempre darán lo mejor de sí mismos a los peques y a sus familias. ¡Gracias por ello!

RECOMENDACIÓN EXTRA: si sois educadores infantiles y estáis buscando asesoramiento y acompañamiento, no dudéis en visitar mi sección de servicios para vosotros. 

49 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like