Acoso escolar

ABUSO DE PODER en las aulas: ¿se lleva a cabo por algunos profesores?

Desgraciadamente, los conflictos y acoso entre compañeros, no son los únicos problemas que se pueden dar en un aula, aunque sean los que más fama tienen. En España, hay un elevado porcentaje de casos en los que maestros y profesores han sido los que han acosado verbal y psicológicamente a sus alumnos (por no hablar del abuso sexual, que eso daría para otro post).  Antes de empezar a hablar de lo que podemos hacer ante dicha situación, me parece importarte recordar el concepto de acoso escolar y lo que es el abuso de poder o de autoridad.

El abuso de poder docente también es acoso escolar

El acoso, es la relación entre varios individuos que hostigan de manera permanente (de forma verbal, psicológica, física o sexual) a otra sin que tenga opciones de defenderse. El abuso, implica el uso excesivo, impropio e indebido de algo o de alguien.

El poder es el dominio o la facultad, que alguien tiene para mandar. Por lo tanto, hablamos de abuso de poder cuando una autoridad superior o dirigente sobrepasa el ejercicio de sus funciones, llegando a exigencias e incluso amenazas.

Ellos, tienen el deber de enseñar, formar, tolerar, respetar, escuchar, fomentar la igualdad entre sus estudiantes y motivarlos en su camino. Cabe destacar, que los maestros y profesores tienen ciertas libertadas en cuanto a la metodología y recursos utilizados en sus clases. Pero ni mucho menos, eso les da derecho a hacer abuso de poder, ni de controlar ni mandar a los alumnos.

¿Cómo suelen ser los docentes que abusan de su poder?

El perfil de los docentes que tienden a la excesiva autoridad y al maltrato psicológico, puede ser muy parecido al de cualquier persona agresiva fuera del centro. Suelen ser personas inseguras que se creen inferiores a los demás y necesitan el poder y el control para no sentirse bien. ¿Qué reacciones pueden ser consideradas acoso por parte de los docentes?

  • Humilla a los estudiantes de forma abierta sin importarle sus sentimientos ni emociones.
  • Emplea críticas destructivas y no constructivas.
  • Suele levantar el tono de voz en las explicaciones y ser demasiado estricto con los alumnos.
  • No acepta las opiniones de sus compañeros de trabajo y menos las de ningún estudiante.
  • Ridiculiza a los alumnos cuando no entienden algo o no saben hacer una tarea.
  • Pone ejercicios excesivamente complicados para la edad de los alumnos. De esta manera puede ridiculizar a los estudiantes.
  • Valora a los alumnos por características que no tienen relación con el proceso educativo.
  • Y es capaz de plantear el chantaje emocional y afectivo.

¿Se puede saber si los niños están sufriendo abuso escolar?

Pero, ¿cómo pueden saber los padres o familiares que sus hijos están siendo acosados por maestros o profesores? Si nos centramos en los pequeños, por ejemplo, en la etapa de Educación Primaria:

  • los niños suelen presentar problemas a la hora de ir al colegio.
  • pueden tener pesadillas por las noches.
  • pueden volver a tener dificultades para controlar sus esfínteres.
  • prefieren ir acompañados hasta la puerta del aula y que a la salida les recojan también allí sus conocidos.
  • y puede que tampoco quieran ir a actividades extraescolares ni excursiones propuestas por el centro.

Los alumnos que son más mayores deciden hablar antes con sus padres y les cuentan la situación (son capaces de expresar que un profesor en concreto le ha hecho sentirse mal. Que se ha reído de él. Que se ha cabreado por preguntarle dudas…). Pero también hay adolescentes que prefieren no decir nada, por eso, es muy importarte observar algún comportamiento o conducta atípica en ellos.

¿Qué pautas se pueden seguir en situación de abuso escolar?

Para hablar de las pautas a seguir para denunciar tales situaciones en el entorno escolar, hay que tener claro los objetivos, que existan pruebas y hechos para demostrar que se ha dado dichas conductas en las clases por parte del profesor. Esto quiere decir, que hay que estar cien por cien seguro de que se haya dado acoso por parte de algún docente. Y sobre todo, ser conscientes de que es un proceso burocrático y que puede llevar un tiempo bastante costoso.

Ahora bien, ¿cómo se debe actuar en caso de que maestros o profesores acosen a sus alumnos?

  • Hablar con la víctima y hacerle ver que él no es el culpable. En bastantes ocasiones, los acosados tienden a echarse la culpa ellos mismos.
  • Llevar a cabo una reunión con los padres y con el profesor. Hablar con el profesor implicado para que cambie la conducta.
  • Llevar a cabo una reunión con padres, orientadores y el director del centro. Rellenar una hoja con los datos personales del agresor y del agredido y explicando la situación. Desgraciadamente, en muchos centros hacen caso nulo a esto ya que tienden a cubrirse los unos a los otros.
  • En el caso de que el centro no se haga responsable de la queja, se puede acudir a la inspección educativa de la provincia y exponer el caso concreto. Debemos saber que hay inspectores asignados a cada centro educativo.
  • Si por el contrario, tampoco se recibe ninguna respuesta de las inspecciones, se puede acudir a la Dirección Territorial de Educación a pedir una solicitud general.
  • Llegados a este punto, nuestra solicitud ya habrá sido recibida y aceptada o rechazada.
  • Si no se está de acuerdo con la decisión se puede contactar con el Ministerio de Educación.

Tomar las medidas que sean necesarias en situación de acoso

Aconsejo a los padres y familiares acudir a todas las reuniones que hacen los centros educativos. Así podrán estar al tanto de todo. También estaría bien hablar periódicamente con los tutores de cada hijo para evitar algún problema mayor. Y por supuesto, que denuncien ante las autoridades que he citado anteriormente. El abuso de poder no debería darse en ningún ámbito educativo.

Reitero de nuevo que ellos deben motivar  y formar en valores a los estudiantes y no rechazarles, discriminarles y ridiculizarles. Un maestro/profesor, no tiene la función de mandar ni de mucho menos, controlar a sus alumnos. Debería ser todo lo contrario, aportar cosas positivas, guiar en el camino a sus estudiantes. Y por supuesto, tener claro que el concepto de abuso no debe entrar bajo ningún concepto en las aulas.

Mel Elices

Educadora infantil, asesora personal, de formación y profesional de educadores infantiles. Fundadora de melelices.com y redactora de contenidos educativos. Apasionada de la educación con un lema por bandera: OTRA EDUCACIÓN ES POSIBLE.

3 comentarios

Clic aquí para comentar

  • Ay, qué lástima de sistema educativo… Vas a inspección y en el mejor de los casos te escuchan, pero nos olvidamos de un hecho fundamental: la inspección pertenece a Educación como los propios profesores,y NO HACEN NI HARÁN NADA.
    Es como esta campaña TAN MONA de acoso escolar…. NO VALE PARA NADA porque si alguien que forma parte de la cadena de solución,la rompe, no vale para nada, y aquí la inspección corta la reclamación… Mejor denunciar, pero nunca ante inspección. Y LO MEJOR DE TODO: LA PRENSA. Sólo se consigue algo si se levanta algún revuelo, pero los periódicos están llenos hasta de suicidios infantiles en los que inspección mira para otro lado y defiende al docente.
    ¡QUÉ DESPROTEGIDOS ESTÁN NUESTROS HIJOS!
    lo demás que nos pretenden vender: MARKETING POLÍTICO
    Yo conozco de algunos profesores que han sufirido en sus hijos este mal entendido apoyo sectario de cubrirse y tapar los errores… Ay, cómo duele cuando a sus hijos les tratan injustamente y abusan de una autoridad, tanto como adultos como profesores… VERGÜENZA
    En otros países se valora al profesorado, y si no… fuera

  • Nada vale solo mudarse en los barrios probes y Hispanos los ninos son muy maltratados. Mi historia es larga vivo en usa, un maestro se burlap de mi hija y ella le dijo no es chistoso el.dijo pero si para los demas, ella se lo.conto a su maestra, ella dijo no hay prueba mi hija dijo si preguntale a mis companeras Ella’s dijeron es cierto y la maestra igual no le hizo caso. Otras sin preguntar culpan. A los ninos sin averiguar. En mi vida nunca vi algo igual. En mi.pais no es asi. Dios pardones a esas maestras.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies