Docentes

ESTUDIANTES VAGOS: ¿de verdad es solo culpa de los alumnos?

estudiantes vagos o maestros desmotivados

Hace unos días entre en algunos foros educativos para ver cómo estaba el panorama. Navegando por los diferentes temas de discusión llegué a un hilo en el que un profesor de secundaria había afirmado que la culpa de que no se diera un adecuado proceso de aprendizaje era únicamente de los estudiantes. Expresaba que ellos solitos tenían que tener la capacidad de adquirir los conocimientos y de memorizarlos. Y terminaba su intervención diciendo que a él le habían contratado como experto en una materia no como animador.

¿La culpa es siempre de los estudiantes?

Los que ya me conocéis y lleváis algún tiempo leyendo comprenderéis mi reacción al leer tal comentario de la vieja escuela. Y no solo de la vieja escuela sino que su frase estaba cargada de odio y ofensas al concepto de «Otra escuela es posible». Puedo comprender perfectamente que a un profesor se decante más por la educación tradicional. Lo que no entiendo es que eche toda la culpa a los estudiantes si éstos no aprenden o memorizan de la forma adecuada.

Desgraciadamente, no es la primera vez que se dan este tipo de comentarios. Seguramente vosotros hayáis escuchado más de una vez frases del tipo: es que tengo la peor clase de todas o es que los estudiantes no saben memorizar y suspenden todos los exámenes. Sé que hay alumnos que simplemente no quieren aprender y tampoco ir a clase. Soy consciente de que motivarles es algo complicado. Pero, ¿qué hay de los estudiantes que sí quieren pero necesitan otra metodología o un enfoque diferente?

Sí, hay docentes que no quieren saber nada

Hay docentes que ni siquiera saben lo que es la autoevaluación. Ni siquiera piensan en si han dado lo mejor de sí mismos en clase. No invierten el tiempo enreflexionan sobre si han conseguido motivar y fomentar el interés del aprendizaje en los alumnos. Y no lo hacen por el simple hecho de creer que eso no son cosas suyas. De que ellos imparten la asignatura, transmiten los contenidos y mandan ejercicios a los estudiantes para reforzar lo aprendido.

Hace tiempo el hijo de unos amigos se pasó un año entre un montón de pruebas educativas y psicológicas. Los maestros habían dicho a la familia que podía tener alguna dificultad de aprendizaje porque le costaba concentrarse y atender.  Los especialistas no encontraron nada fuera de lo normal. Pero los profesores seguían insistiendo de que la culpa era de él y no de ellos. Así, la familia cambiaron de colegio a su hijo. El curso pasado empezó quinto de primaria y lo terminó con excelentes resultados.

Pero también hay maestros maravillosos que se apasionan

Sus padres me mandaban correos diciendo lo encantados que estaban con los nuevos docentes. Expresaban que utilizaban un metodología alternativa y activa en la que los estudiantes eran los protagonistas y los profesores los que acompañaban a los alumnos en su aprendizaje. Una de los comentarios que más me llegaron al corazón fue la siguiente: «Mel, nuestro hijo pasó un año de pruebas inútiles e innecesarias. Nos hicieron creer que el problema era suyo, cuando eran ellos los que tenían que cambiar y esforzarse».

No todos los estudiantes son unos vagos. Ni mucho menos. Los docentes deberían darse cuenta de ello. Deberían darse cuenta de lo que falla. Y si falla algo intentar cambiarlo para que los estudiantes tengan la mejor experiencia en el aula. Es que los alumnos no deberían aburrirse en clase. Sí, claro que pueden aburrirse. Y lo pueden hacer si se sigue una educación tradicional, anticuada, obsoleta y que no se adapta a los alumnos.

Hay un montón de formas de enseñar, hay un montón de formas de motivar a los estudiantes y hacer que sientan entusiasmo por aprender. Hay cientos de formas de hacerlos protagonistas de cada día y fomentar su ilusión y creatividad. Y eso, en mi humilde opinión y tratándose del aula es tarea y desempeño de los docentes. Pero quizás, eso sea mucho esfuerzo para algunos.

Mel Elices

Educadora infantil, asesora personal, de formación y profesional de educadores infantiles. Fundadora de melelices.com y redactora de contenidos educativos. Apasionada de la educación con un lema por bandera: OTRA EDUCACIÓN ES POSIBLE.

1 comentario

Clic aquí para comentar

  • Gracias, comparto mi pensar que el estudiante se retire del aula con ganas de volver a la siguiente clase… Vaya feliz a casa..

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies