Educación Infantil

Educadores infantiles y ENTREVISTAS: 6 consejos útiles para afrontarlas

entrevistas para educadores infantiles

¡Hola, grupo! Creo que el post de hoy os va a resultar muy útil si sois educadores infantiles y estáis en búsqueda activa de empleo. ¿Cómo podéis afrontar mejor los momentos de las entrevistas? ¿Hay algunos consejos para ese día? ¿Qué tipo de preguntas suelen hacerse? Si os hacéis estas cuestiones… ¡tenéis que seguir leyendo sí o sí la siguiente entrada!  Let’s go!

Para hacer este post he hablado con bastantes educadores infantiles que han estado haciendo entrevistas últimamente para pedirles información. Prácticamente todos han coincidido en el tipo de preguntas que se hacen y me han ayudado muchísimo con los consejos para afrontar las entrevistas de la mejor manera posible. Tranquilos, lo vais a poder leer todo en este post (¡muchas gracias de nuevo, [email protected]!). ¡Vamos a por ello!

Transmitir la vocación por la educación infantil

Para mí este punto es el más importante de todos. Es fundamental que transmitáis a los entrevistadores que os apasiona la educación infantil y que vais a dar la mejor versión de vosotros mismos en el aula. La pasión, las ganas y la emoción son claves para este puesto trabajo, y la persona que os hace las preguntas tiene que saber que sois educadores infantiles de corazón. ¡Seguro que lo hacéis genial!

Iniciativa equilibrada y muchas ganas de aprender

¿Os estáis preguntando qué quiero decir con iniciativa equilibrada? ¡Yo os lo explico! Por ejemplo, en el momento de la entrevista podéis preguntar qué tipo de metodología trabajan y por los proyectos que suelen llevarse a cabo. Está genial mostrar interés y que habléis de lo que sabéis, pero también tenéis que transmitir las ganas de aprender cosas nuevas útiles e importantes para vuestro día a día como educadores infantiles. 

La importancia de la motivación e inspiración

Creo que sois conscientes de que la educación infantil no es un camino de rosas y no siempre está llena de buenos momentos. La etapa de 0-3 necesita personas motivadoras, luchadoras y capaces de inspirar a sus compañeros. Personas que no les de miedo superar obstáculos y luchar por mejorar la calidad de la educación infantil. Es fundamental que demostréis esa actitud tan positiva en el momento de la entrevista.

Intentad siempre mostrar naturalidad y autenticidad

Os recomiendo mucho muchísimo que no finjáis ser una persona que no sois. ¿A qué me refiero? Las buenas escuelas infantiles no buscan a profesionales perfectos y que lo sepan absolutamente todo. Quieren personas reales, naturales, auténticas, que se muestran tal y cómo son y estar dispuestas a dar la mejor versión de sí mismos a los peques, a las familias y a los compañeros.

Tranquilidad y seguridad en vosotros mismos

Entiendo que las entrevistas de trabajo os puedan poner algo nerviosos e intranquilos, pero es en ese momento dónde tenéis que transmitir más tranquilidad y seguridad en vosotros mismos. Trabajar como educadores infantiles requiere también paciencia, constancia y saber gestionar correctamente los momentos de estrés y de ansiedad. Y no olvidéis algo importante: sí, es una entrevista de trabajo, pero si no os contratan no se acabará el mundo. 

Autoestima, valoración y profesionalidad

Me encantaría poder deciros que todas las escuelas infantiles son geniales, que respetan las ratios, el ritmo de la infancia y que colaboran codo con codo con las familias, pero desgraciadamente no es así. Quizás vayáis a entrevistas en las que veáis claramente que se quieren aprovechar de vosotros y que su máximo objetivo es ganar dinero. Dejadme que os diga algo sencilla: ante todas las entrevistas y escuelas, estáis vosotros y lo que queréis. 

Estos tips son geniales, pero, ¿qué tipo de preguntas suelen hacer, Mel?

La mayoría de educadores infantiles han coincidido en lo siguiente:

  • Preguntan muchísimo acerca de vuestra experiencia. Quizás los que no hayáis trabajado aun en una escuela infantil penséis que bajaréis puntos. No tiene por qué ser así. Aprovechad para destacar vuestra actitud de aprendizaje y las ganas de vivir las primeras experiencias en la escuela. ¡Actitud positiva!
  • También es importante el nivel de inglés (B1 como mínimo). Personalmente, a mí esto me descoloca: ¿y si no se tiene vocación real por la educación infantil pero un nivel de inglés estupendo daría igual? 
  • Es necesario (aunque la mayoría no se interesan por él) tener el curso de manipulador de alimentos. 
  • Y por último: hay dos preguntas que los educadores infantiles han tenido que escuchar en una entrevista por muy sorprendente que parezca: ¿tienes pareja? ¿queréis formar una familia? Todavía no dejo de dar vueltas al asunto. ¿Qué carajos tendrá que ver la maternidad/paternidad con desempeñar bien un puesto de trabajo?

Para terminar el post (que espero que os sirva de muchísima ayuda), me gustaría deciros que en la educación infantil no todo vale, y en las entrevistas tampoco. Como os decía antes, lo importante son vuestros principios, vuestra autoestima y vuestra profesionalidad. Os recomiendo hacer todas las preguntas que queráis en la entrevista, y que no os calléis si no veis bien el funcionamiento de la escuela.

Mel Elices

Educadora infantil, asesora personal, de formación y profesional de educadores infantiles. Fundadora de melelices.com y redactora de contenidos educativos. Apasionada de la educación con un lema por bandera: OTRA EDUCACIÓN ES POSIBLE.

Comentar

Clic aquí para comentar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies