AUTOESTIMA INFANTIL (4-6 años): dinámicas para favorecerla

autoestima infantil
¿Os animáis a conocer cinco dinámicas geniales para favorecer la autoestima infantil?

Creo que un futuro, un niño con una autoestima equilibrada será un adulto seguro, con confianza, empático y sensible. De esta manera, favorecer la autoestima infantil es increíblemente importante (tanto en casa como en las escuelas infantiles y colegios). Pero, ¿cómo podemos hacerlo? ¿Cómo podemos fomentar la valía, el autoconcepto y la identidad personal de los peques? Con una herramienta muy muy sencilla y eficaz: jugando.

Las cinco dinámicas para favorecer la autoestima infantil de las que os voy a hablar se pueden llevar a cabo en casa o en los centros educativos infantiles. Son muy fáciles de ponerlas en práctica, no requieren de mucho esfuerzo y son actividades con las que los niños se lo pasarán genial. ¿Os animáis a seguir leyendo? ¡Vamos a ello!

El círculo de la autoestima

Esta dinámica se puede hacer perfectamente todos los días. ¿En qué consiste? Ayudáis a los niños a sentarse en círculo y se sienta dentro. Vais diciendo a cada niño dos características positivas suyas para que ellos conozcan cuáles son sus cualidades y sepan que son importantes y valiosos. Para desarrollar esta actividad con éxito, tenéis que conocer bastante bien a los peques. 

Así que os recomiendo llevar a cabo esta dinámica cuando ya hayáis compartido experiencias y vivencias con ellos. ¿Por qué esta actividad es eficaz y útil? Porque los niños valoran muchísimo lo que piensen sus maestros de ellos.  Muchos peques desarrollan un vínculo muy bonito con los educadores y es fundamental que los profesionales les hagan saber lo espaciales que son. 

Edad recomendada: a partir de 4 años

La silla de la amistad

La silla de la amistad también es una dinámica genial para favorecer la autoestima infantil y muy fácil de llevar a cabo. De nuevo, los peques se sientan haciendo un círculo y esta vez es un niño quién se sienta en la silla. Como educadores o maestros lanzáis una pregunta a los demás: ¿qué es lo que más os gusta de vuestro compañero? De esta manera, se van diciendo cosas positivas a niño que está sentado.

Si llegáis a hacer esta sencilla dinámica, os sorprenderá el buen corazón que tienen los niños. De la actividad salen cosas muy bonitas y los peques pasan el día con una actitud muy muy positiva. Antes os comentaba que a los niños les importa mucho lo que opinen sus maestros de ellos, pero también lo que piensen sus compañeros. Por eso, en el aula tenemos que esforzarnos porque se desarrolle una buena convivencia y una relación sana entre los niños. 

Edad recomendada: a partir de 4 años. 

Estrellas en las paredes del aula

Esta actividad es muy útil para favorecer el autoconcepto y la confianza de los niños. Podéis pegar en las paredes estrellas de cartulina con diferentes cualidades y características. Por ejemplo: me río mucho, ayudo a los demás compañeros, se me da bien el deporte, mis dibujos son bonitos, bailo genial…  Después, diréis en voz alta las cualidades de las estrellas y cada peque tendrá que ir a la suya.

Podéis hacer las siguientes preguntas: ¿quién se ríe mucho en clase? ¿quién de vosotros ayuda a los compañeros? ¿a quién de vosotros se le da bien el deporte? ¿quién hace dibujos bonitos y baila genial? De esta manera, los niños son conscientes de todas sus cualidades, tendrán una actitud positiva y su autoestima estará equilibrada.

Edad recomendada: a partir de 5 años

El tesoro más maravilloso

¡Esta dinámica es genial para favorecer la autoestima infantil! Además, se sorprenden muchísimo y les encanta. Tenéis que llevar una caja de cartón y un espejo al aula. Cuando vayan llegando los peques, podéis ir creando un ambiente de misterio y de magia. Por ejemplo: ¿sabéis que dentro de esta caja tengo un tesoro maravilloso? ¿Lo queréis ver? ¿Queréis descubrirlo?

Una vez que todos los peques estén sentados en círculo, podéis poner la caja dentro y animar a los niños a que la abran. Así, descubrirán el espejo y se verán a ellos mismos. Os recomiendo muchísimo que no perdáis la comunicación. Una vez que lo hayan descubriendo podéis decirles: ¿habéis visto? ¡El tesoro sois vosotros! ¡Sois maravillosos! La cara de sorpresa y lo contentos que se ponen es increíble.

Edad recomendada: a partir de 4 años

El juego simbólico

Seguramente, ya conocéis en qué consiste el juego simbólico. Lo que muchos educadores y maestros infantiles no saben es que es una herramienta genial para favorecer la autoestima infantil. ¿Por qué? Porque el juego simbólico ofrece una clara oportunidad para desarrollar habilidades sociales y gestionar las propias emociones. Por ejemplo, hay niños que juegan a ser veterinarios y curan a los animales. ¿Cómo podemos sacarle partido a esa situación?

Como educadores y maestros estáis observando el proceso del juego simbólico sin intervenir (a no ser que los niños quieran). Cuando el periodo termine, podéis acercaros a los niños y decirles cosas positivas de lo que estaban haciendo: ¿sabéis que ayudar, cuidar y curar a los animales es importante? ¡Sois geniales por haber hecho eso!  De esta manera, los niños serán conscientes de todo su valor.

Edad recomendada: el juego simbólico suele aparecer a los dos años, pero para que la dinámica sea efectiva, os recomiendo que la pongáis en práctica con niños de cuatro años en adelante. 

Estas dinámicas también pueden ser puestas en práctica en casa. Así que si tenéis hijos pequeños… ¡no dudéis en probarlas y contarme qué tal os ha ido! ¿Qué hacéis vosotros para que los niños desarrollen la autoestima de manera equilibrada? ¿Tenéis alguna dinámica?

Imagen Freepik

39 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like