Educación Infantil

10 errores que se cometen (y no deberían) en educación infantil

errores en educación infantil

¡Buenas, grupo! 🙂 ¿Cómo lo estáis llevando? En el post de hoy vamos a hablar de diez errores (más frecuentes de lo que me gustaría) que se cometen (y que no deberían) en la preciosa etapa de educación infantil. Como siempre digo: no hay que olvidar de que es una profesión vocacional y de que se trabaja con niños y sus familias. Ser educador infantil no es algo que puede decidirse a la ligera.

Estudiar la carrera o el ciclo de educación infantil sin vocación

Es uno de los errores que más se cometen. Hay muchos estudiantes que creen que el ciclo de educación infantil o la carrera de magisterio es increíblemente sencilla, que no hay que estudiar y que se aprueba todo de manera fácil. Bueno, está claro que no es la carrera de Medicina ni de química, pero eso no significa que no haya que implicarse y esforzarse. Además, lo más importante viene después, en la práctica dentro de colegios y escuelas infantiles.

Pensar que todos los niños son iguales

Hay bastantes educadores y maestros infantiles que piensan que todos los niños son iguales, que tienen el mismo ritmo y que aprenden de la misma manera. Obviamente, creo que ese tipo de pensamientos es un error bastante grande.  Cada niño tiene su propio ritmo, su propia personalidad y por su puesto su propio aprendizaje. Los peques no son autómatas ni robots. ¿Acaso los adultos no somos diferentes entre sí?

Exigir conocimientos avanzados a los niños en educación infantil

Este es otros de los errores que más se produce en educación infantil. Hay escuelas infantiles que exigen (y sí, digo exigir) contenidos avanzados a los niños. Contenidos que no están preparados a aprender ni a asimilar todavía. Sin embargo, siguen adelantando conocimientos en vez de adaptarlos, y poco a poco la educación infantil se está convirtiendo (para mi desgracia) en una pre primaria.

Pensar que el afecto es malísimo para el desarrollo infantil

Al parecer, a bastantes educadores infantiles mostrar afecto, cariño y sensibilidad a los niños les parece horrible. Piensan que por darles un abrazo, un beso o cogerles en brazos se van a acostumbrar a algo malo. Pero, ¿desde cuándo el cariño es algo negativo? ¿De verdad es algo contraproducente para el desarrollo infantil? Pues a mí me parece que no. ¿Los adultos no necesitamos alguna vez un abrazo, un gesto de cariño o un beso?

No tener en cuenta la educación emocional en educación infantil

La educación emocional debería fomentarse muchísimo más en educación infantil. Es muy importante no olvidarse de que esta maravillosa etapa es la base del desarrollo infantil. Las emociones tendrían que tener más hueco dentro de las aulas de infantil. Para ello, la formación y aprendizaje en este ámbito de los educadores y maestros de infantil es fundamental.

Utilizar las fichas como único recurso educativo

Las fichas no son el único recurso educativo que hay en educación infantil. Sin embargo, para muchos educadores infantiles es el material más fácil para utilizar en el aula. Hay muchas fichas que no respetan el ritmo de aprendizaje de los peques y que evitan el aprendizaje por descubrimiento, experimentación y basado en la realidad. Además, los peques no deberían ser simples receptores del conocimiento.

No favorecer la creatividad ni imaginación

Hay personas que dicen que la creatividad y la imaginación no sirven para nada. Yo creo que se equivocan. La creatividad e imaginación pueden ayudar a resolver problemas y conflictos, superar obstáculos y proponer ideas brillantes y útiles para la sociedad. Desgraciadamente, todavía hay educadores infantiles que dicen a los niños de qué color tienen que pintar las flores y los coches.

No dar importancia a la relación familia-escuela

La relación y colaboración familia-escuela es algo fundamental en educación infantil. Las familias y educadores tienen que apoyarse y ayudarse entre ellos. Deberían poder trabajar en equipo por una educación de calidad para los niños. La implicación y el respeto entre ambas partes son la clave para que la relación funcione y no se convierta un camino lleno de obstáculos que superar.

Castigar cuando hay un comportamiento negativo

Castigar a los niños cuando hay un comportamiento negativo solo fomenta el miedo, la amenaza y la sumisión. Gritar a los peques, humillarles o dejarles apartados de mala manera en una silla para que piensen no puede enseñar nada bueno ni positivo (para mí ese tipo de educadores no deberían ni trabajar en escuelas). ¿Qué tal si se aplicara más la disciplina positiva dentro de las aulas de educación infantil?

No dar tiempo al juego libre en el aula

El juego libre en educación infantil es una de las cosas más maravillosas. Ver cómo los niños desarrollan su imaginación y creatividad mientras se lo pasan genial y se divierten al máximo es algo muy bonito. Desde mi perspectiva, creo que en todos los centros educativos infantiles deberían favorecer más el juego libre y no dar tanta importancia a las actividades y dinámicas guiadas.

Mel Elices

Educadora infantil, asesora personal, de formación y profesional de educadores infantiles. Fundadora de melelices.com y redactora de contenidos educativos. Apasionada de la educación con un lema por bandera: OTRA EDUCACIÓN ES POSIBLE.

Comentar

Clic aquí para comentar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies